#rubia

2 posts
  • quimey15 144w

    Perfectamente Perfecta

    Te amo. Quiero comenzar con lo obvio, lo que ya sabes.
    Sigo con lo que te preocupa. Que seas mi todo. Que no sepa caminar sin vos guiándome.
    Lo que me preocupa. Que pienses que sos del montón. Que no sos distinta. Que sos normal. Porque para mí sos perfecta desde el diseño.
    Tu pelo hermoso y rebelde, enrulado de tono rubioscuro...labios que harían envidiar a cualquier mujer. Un cuerpo hermoso y curvilíneo que es mi fantasía constante. Ojos profundos y amables y una sonrisa que me ilumina en la más pura oscuridad.
    Me conoces mejor que nadie. Sabes mis triunfos, mis planes a futuro, mis poemas...como también mis inseguridades, mis demonios, mis miedos y mis decepciones.
    Este poema quedaría mejor con un solo de guitarra acústica. Lástima que no tengo tu talento con la música. Con esa voz que me encanta escuchar, aunque bromee con lo contrario.
    Me curaste mil veces. Rompí barreras por vos y por otras personas. Y cuando todos me dieron la espalda, te paraste enfrente mío y me abrazaste.
    Termina con lo obvio.
    Te amo. Porque nunca me voy a cansar de decírtelo.
    ©quimey15

  • tomas_giu 167w

    Me declaro culpable

    Rubia como ninguna, tiene algo que me mata,
    puta debilidad que me condena,
    aunque señor juez reconozco que me encanta.

    La sonrisa que se dibuja en su rostro me retuerse y estremece, tiene algo,
    que desde mis entrañas hasta el oasis más profundo de mi sentir,
    remueve las fibras de mi tallo que crece,
    que hace a mi corazón volar en frenesí.

    A veces lleva un rojo, uno que es para el infarto,
    no, no mires corazón, o ponte tus gafas de sol, para que el diablo no esclavice mis ojos,
    de tu rosa en fuego que ramifica las arterias de mi río que rebalsa en pasión.

    Desisto en verte demonio sin tolerancia,
    te cambio mi libertad encadenada por esta redundancia, espero que del cielo lluevan ambulancias, y que enfermeras sean las que curen la agonía infernal de mi alma.

    Escucharte es mi dulce castigo,
    pero me rehuso a tus cometidos,
    en otra vida tengo preparada mi venganza,
    como la del Conde de Monte Cristo,
    se que apelarías,
    si tan solo tuvieras mis ojos y mis oídos.

    Ilegal debería ser que existas,
    delito debería ser tu palpable,
    y si mirarte me hace tu cómplice,
    me declaro culpable.